Las mejores alternativas a las bolsas de plástico

Las mejores alternativas a las bolsas de plástico

Todos sabemos que debemos reducir el uso de plástico en nuestra vida diaria para ayudar al planeta. Y una acción interesante para ello es evitar las bolsas de plástico. Porque este elemento es perjudicial para el medio ambiente por muchos motivos como que tarda en degradarse más de medio siglo o que para su fabricación se emiten gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento del planeta.

Por estas razones debes evitar el consumo de bolsas de plástico. Además, hay interesantes alternativas a tener en cuenta porque son mucho más respetuosas con el medio ambiente. Unas alternativas que vamos a descubrir a continuación.

  • Bolsas de tela

El uso de bolsas de tela es de las alternativas más interesantes a las bolsas de plástico por diferentes razones de peso. La primera cuestión a tener en cuenta es que las bolsas de tela se pueden reutilizar en innumerables ocasiones, pero también son más respetuosas con el medio ambiente.

Ya hemos señalado anteriormente que una bolsa de plástico tradicional tarda en degradarse más de medio siglo. Sin embargo, se estima que una bolsa de tela fabricada con algodón tarda en degradarse aproximadamente 2 meses.

Por lo que debes intentar acudir al supermercado o a la compra con tu propia bolsa de tela para evitar el despilfarro de bolsas de plástico.

  • Bolsas biodegradables o compostables

Una interesante alternativa a las bolsas de plástico tradicionales son las bolsas biodegradables o compostables. En muchas ocasiones se confunden los dos términos, aunque hay matices que los diferencian.

Las bolsas biodegradables destacan porque el plástico se descompone de manera natural, es decir, gracias a la acción de diferentes microorganismos como hongos, bacterias o por el contacto de agentes naturales como la lluvia o los rayos solares. Y el proceso es mucho más rápido que el del plástico convencional. Este tipo de bolsas se suelen fabricar con bioplásticos fabricados con almidón de patata, maíz u otros materiales extraídos de recursos naturales. Para diferenciar a estas bolsas se indica que son biodegradables en cada unidad.

“Las bolsas biodegradables se fabrican bajo unos estrictos estándares de calidad que cumplen con la normativa EN 13432. En todas las bolsas de plástico biodegradables aparecen claramente impresos los logotipos que la identifiquen como fabricada con materiales biodegradables compostables, los logos de la entidad certificadora que ha auditado el material del fabricante de la bolsa de plástico y el número de certificado del fabricante”, confirman desde Bioplásticos Genil, empresa especializada en bolsas de plástico para comercios.

Mientras que las bolsas compostables destacan porque se degradan biológicamente convirtiéndose en compost sin dejar productos tóxicos. Hay que señalar un matiz muy importante entre las bolsas biodegradables y las compostables, y es que el proceso de degradación en las biodegradables se produce de manera natural, mientras que para que las bolsas compostables se conviertan en compost o abono se requiere de un proceso de descomposición controlado por el ser humano.

  • Carrito de la compra

Por supuesto, si acudes a la compra con tu propio carrito de la compra estarás evitando el uso de bolsas de plástico. Además, te permitirán transportar la compra sin gran esfuerzo ya que están dotados de ruedas.

No obstante, hay que señalar que la mayoría de carros de la compra están fabricados con plástico. Sin embargo, un carrito de la compra puede durar entre 10 y 20 años, por lo que es mucho mejor que estar usando bolsas de plástico cada vez que se va al mercado.

  • Capazos o cestas de esparto

Antes de la llegada del uso masivo del plástico nuestros antepasados recientes utilizaban los capazos y las cestas de esparto para llevar alimentos, herramientas o cualquier tipo de producto. Y no hace tanto de esto.

Por lo que una manera de ayudar al medio ambiente es volver al pasado con el uso de los capazos. Lo mejor de esta alternativa a las bolsas de plástico es que este tipo de cestas son muy duraderas, se fabrican de manera artesanal y haciendo uso de fibras naturales. Aunque este tipo de “bolsa” tiene algunas limitaciones, ya que no se conviene su uso con materiales congelados o frescos, ya que el agua puede deteriorar las fibras naturales.

Pero si dispones de un capazo puede ser interesante su uso para evitar las bolsas de plástico.

  • Bolsas de papel

Otra alternativa son las bolsas de papel, ya que son mucho mejores para el planeta que las de plástico. Y es que se degradan con mayor facilidad y su proceso de fabricación es más sostenible.

Sin embargo, este tipo de bolsas son de un solo uso porque se deterioran con facilidad. Por lo que no es la mejor alternativa para el planeta de esta lista, aunque es mejor que las de plástico.

Eso sí, si optas por las bolsas de papel no te olvides tras su uso de reciclarlas. Se deben depositar en el contenedor azul.

  • Bolsas de rafia

Y por último, hay que hablar de las bolsas de rafia. Un tipo de bolsa que es mucho más interesante que las de plástico, aunque es la opción menos respetuosa con el medio ambiente de este artículo. Esto se debe a que las bolsas de rafia están fabricadas con fibras textiles sintéticas, mayoritariamente de polipropileno.  Y este tipo de materiales son derivados del petróleo y tardan muchos años en degradarse. No obstante, las bolsas de rafia se pueden reutilizar en innumerables ocasiones, se puede portar peso con ellas y son cómodas de llevar.

En definitiva, no son pocas las alternativas existentes a las bolsas de plástico. Pero independientemente de la opción por la que apuestes debes intentar acudir con tu propia bolsa porque el consumo excesivo de cualquier material siempre que se pueda evitar también es una acción perjudicial para el medio ambiente.

Y si no puedes evitar tener que hacer uso de una bolsa de plástico debes intentar reutilizarla y después reciclarla. Porque debes saber que las bolsas de plástico se puede reciclar y para ello se deben depositar en el contenedor amarillo.