La afición por el motor, un deporte para practicar entre amigos

Los que somos aficionados de verdad del mundo del motor sabemos de sobra que este es un deporte pensado para practicar y disfrutar entre amigos y es que tan solo es necesario ir a un rallye o a un campeonato de Fórmula 1, para ver que aunque cada uno de nosotros tengamos nuestras preferencias, la realidad es que apoyamos por igual a todos y cada uno de los genios que, cada fin de semana, se juegan la vida, siendo, además, en muchos casos, sin cobrar y poniendo dinero de su propio bolsillo. Y es que los deportes de motor solo cuentan con apoyos en las categorías más altas y, a veces, ni siquiera eso y prueba de ello la encontramos en la categoría reina del automovilismo, donde en teoría deberían de estar los veinte mejores pilotos del mundo pero que, cada año, se cuela alguno que ha llegado hasta la parrilla gracias a un cheque con un importante número de ceros o un patrocinio importante que le permita tener un asiento. Pero más allá de la polémica, a lo largo de las próximas líneas queremos hablar de la diversión que es para nosotros es automovilismo.

Como os decimos, los deportes de motor son unos de los pocos que pueden presumir de tener una afición tan fiel y tan entregada y es que da igual al campeonato al que acudamos, siempre estaremos los mismos apoyando y echando una mano en caso de que alguno de los participantes lo necesite. Por ello, cada fin de semana nos encontramos imágenes de decenas de personas devolviendo a la pista a pilotos en apuros en los rallyes, así como echando una mano a levantar el coche a pulso, en caso de que hayan pinchado y es que, de esta forma, el equipo perderá menos tiempo. 

Así, no es de extrañar que cada año, decenas de apasionados del automovilismo, como nosotros, se pongan de acuerdo para organizar viajes a lugares míticos del automovilismo deportivo con sus monturas y, como no podía ser menos, uno de esos viajes que no pueden faltar es al ‘Infierno Verde’, y es que el circuito de Nürburgring Nordschleife, situado en Alemania, es la meca del automovilismo, por lo que todo aficionado que se precie ha de ir una vez en la vida y si es con su coche, mejor. Por ello, nosotros, por experiencia propia, os recomendamos que vayáis en avión y que os pongáis en contacto con Transportes TransThalia para que os lleve y traiga vuestros coches y es que conducir hasta allí, aunque es un camino bonito, realmente es una gran paliza de kilómetros, por lo que nada mejor que hacerle una buena revisión en casa al coche, cargarlo en el camión y tras descansar en el vuelo, disfrutar de el por las carreteras y el circuito alemán.

Pero además, por suerte, en el automovilismo deportivo no hay que esperar hasta tener carnet para poder competir y es que hoy en día existe una incubadora de genios como Fernando Alonso o Carlos Sainz que, año tras año, da unos resultados sorprendentes. Se trata del karting, la categoría de iniciación por excelencia del automovilismo mundial y donde los genios ya hacen sus primeros pinitos entre los tres y los cinco años y es que solo de esta forma podrán entrenarse lo suficiente para poder competir al máximo nivel. Asimismo, esta categoría de aproximación, aunque también existe a nivel profesional, no solo sirve para acercar el motor a los más jóvenes, sino que también crea una serie de valores que después acabarán calando en los participantes. El compañerismo, la rivalidad sana o el juego limpio son solo tres de las claves más habituales que se dan en unos campeonatos cada vez más competidos y que, por suerte, en los últimos años empiezan a gozar de la visibilidad y de la notoriedad que se merecen, en parte, gracias al trabajo que estrellas como Carlos Sainz (padre e hijo), Fernando Alonso, María de Villota o Sébastien Loeb, entre otros, han ido realizando durante sus años en activo.

La familia del automovilismo

No nos cansaremos de repetirlo y es que el automovilismo es capaz de conseguir algo que otros muchos deportes no logran y es que todos sus aficionados actúen como una gran familia. Además, en gran parte de los certámenes que se celebran en todo el mundo, desde los organizadores a los competidores, todos actúan por amor al deporte y es que, en la inmensa mayoría de los casos, nadie cobra y aún encima, los competidores son los que tienen que poner dinero de su bolsillo para participar. Es por ello que quizá sea por eso por lo que se trabaja como una gran familia y todos aquellos que acudimos cada fin de semana a una prueba, bien sea a animar, a competir o a organizar, siempre estamos dispuestos a ayudar en lo que haga falta, siendo esta una mentalidad que bien se podría imponer en otras competiciones, donde las rivalidades, a veces, juegan malas pasadas. 

¿Cuál es el equipamiento de un jugador de fútbol?

A la hora de jugar a un deporte que demanda tanto del que lo practica como el fútbol, es preciso tener unos accesorios buenos que colaboren a que mejores nuestras prestaciones futbolísticas. Marian´s Sport en su larga andadura de años dedicándose a equipar a multitud de equipos de todas las categorías y edades asegura que lo primero que hay que saber es qué es lo que es necesario comprar antes de montar un equipo de fútbol o querer ser jugador. Conozcamos todos estos aspectos:

La indumentaria de futbolistas

En el fútbol hay que tener claro el equipamiento que tiene que utilizar cada jugador en el interior del campo.

Jersey o Camisetas

Todo jugador que entra en el campo con una camiseta lo que hace es identificar al equipo para el que juega. Generalmente, se fabrican en poliéster y son utilizados para entrenar y para la competición. El diferente colorido se usa para oponerse al contrario. Esto se hace para evitar confusiones a la hora de jugar.

En el caso de que el jugador no tiene la camiseta que permiten los árbitros y no pueden entrar al campo de ninguna forma. Pero en el caso de que algún jugador, por el motivo que sea, se quite la camiseta en el transcurso de un partido, se le amonestará con la cartulina amarilla.

Igualmente corre una serie de riesgos que pueden incluso suspenderle por una serie de partidos. Todo va a depender del reglamento interior de cada una de las ligas profesionales.

Pantalones

La utilización de los pantalones es obligatoria en este deporte. Lo mismo que las camisetas, se fabrican en materiales de carácter sintético que se encargan de repeler el sudor. Los guardametas son los únicos que pueden usar pantalones largos, siempre con la previa autorización que le debe dar el árbitro y los delegados.

Actualmente los futbolistas utilizan accesorios para la mejora del confort a la hora de jugar. En este sentido podemos hablar de los pantalones térmicos o de las mallas. Se permiten siempre y cuando sean de idéntico color del pantalón o indumentaria principal. Se utilizan debajo de la misma. Recuerda que no pueden situarse más debajo de la rodilla, pues terminaría rompiendo con la uniformidad pretendida.

Calcetines

Si hablamos de los calcetines hay que tener en cuenta que no hay muchos factores. Todo esto debe hacer una cobertura de la zona donde están las espinilleras y las pantorrillas. Si vamos a la longitud, queda al libre albedrío, pero no debajo de donde se encentra la protección. Los colores tienen que ser los mismos.  La uniformidad deberá existir entre los jugadores de campo.

Toda esta tecnología para la práctica del fútbol, vienen fabricadas con la combinación de materiales, tanto naturales como sintéticos que evitan lesiones, rasguños en las acciones de juego o diversas ampollas.

Espinilleras

Se utilizan tanto a la hora de la práctica como para jugar. Son obligatorias y no puede entrar ningún jugador sin llevarlas. Igualmente, tienen recubiertas por los calcetines. Igualmente es fundamental tener en cuenta que este impedimento es la única protección que se permite en el equipamiento para jugar al fútbol.

La función básica que tiene es la protección de la parte más débil de la pierna, que son los típicos golpes o lances del fútbol. No utilizar de forma adecuada esta protección hace que corras el riesgo de contar con una de las lesiones que suelen ser más frecuentes en los jugadores de fútbol, como son las fracturas y los esguinces.

Zapatillas o botas

Fundamentales para los futbolistas. En este sentido hay diferentes clases de botas que están especializadas según el terreno donde se juegue. Existen muchos factores también en los que hay que pensar antes de acceder en el campo. Uno es la clase de césped y el otro la clase de terreno. Eso sí, no se especifica la clase de zapatos se permiten o los que están prohibidos. Por todo ello las casas más famosas pueden arriesgar bastante con diseños bastante atrevidos que colaboran a mejores prestaciones. Destacamos que la utilización de las zapatillas es obligatoria. Todo esto es por motivos de seguridad y a la hora de proteger al deportista en la realización de su actividad deportiva, algo que merece mucho la pena