Jamón ibérico: cada vez más demandado por personas extranjeras

Jamón ibérico: cada vez más demandado por personas extranjeras

Una de las grandes ventajas que tiene un país como España es que su gastronomía es una de las mejores de todo el mundo. Y es que nuestro país es una auténtica referencia en este sentido. Lo es por productos como lo son el jamón, el queso, el vino, la paella, el marisco… Todo es de primera calidad y, como es normal, eso hace posible que haya una enorme cantidad de personas procedentes de todo el mundo que quieran venir a conocer nuestros productos de primera mano. La verdad es que no es para menos.

De todos esos productos, el más importante para muchos es el jamón. Es cierto que hay una gran variedad en lo que respecta a este producto porque hay jamón serrano e ibérico, por poner un par de ejemplos, pero lo que une a todo tipo de consumidores es el hecho de considerar al jamón como uno de los grandes productos de la gastronomía de este país. Y no es para menos. El ibérico es, en términos generales, bastante mejor que el serrano y, desde luego, es imprescindible que pongamos el foco publicitario de toda esta industria en el ibérico. Eso se traducirá en una mayor cantidad de consumidores de este producto y en una potenciación de nuestra imagen de marca.

Una información firmada por la agencia de noticias Europa Press indicaba que, en el año 2019, el 65% de los europeos consumía jamón ibérico y, además de eso, 2 de cada 10 iba a aumentar su consumo en el futuro. Está claro que en un mercado tan importante como lo es el europeo hay que intentar poner el jamón ibérico en valor porque, si eso es así, es probable que la imagen de este país en términos internacionales crezca como la espuma. Sin duda, esa sería una noticia excelente y que hay que seguir buscando.

Que el jamón ibérico es uno de los mayores éxitos de la gastronomía de este país es algo que todos y todas sabemos a estas alturas. Pero que esa imagen que se desprende de un producto como este siga creciendo a nivel internacional es algo que debemos destacar, pues no todo el mundo lo valora en su justa medida. Los profesionales de Iberjagus nos han indicado en una charla reciente que se ha multiplicado por dos el número de consumidores habituales de este producto que no son españoles, lo cual deja claro que el jamón ibérico ya tiene un mercado no solo puramente español, sino también internacional.

No hay que decir que esta es una noticia excelente para los intereses de un país como el nuestro. No es lo mismo tener un mercado potencial de 50 millones de personas, una población similar a la que tiene España, que un mercado en el que, a esa población, se le una la estadounidense (cercana a las 400 millones de personas) o la china (más de 1.000 millones). Ni que decir tiene que estar presentes en países como estos es importante y contribuye de una manera notoria a que productos como de los que estamos hablando continúen cautivando paladares.

Y es que son cada vez más las personas que se sienten cautivadas por el jamón ibérico. Los niños son unos grandes consumidores de este producto, pero no son los únicos ni mucho menos. Los ancianos, desde luego, también lo son. En el mundo hay cada día más personas que se sienten atraídas por este producto y no nos extraña. El sabor que tiene es espectacular y no cabe la menor duda de que, si un producto de los de nuestra tierra tiene margen de mejora y recorrido a nivel internacional, este es el jamón ibérico.

Los asiáticos constituyen un mercado de primer orden para el jamón ibérico 

Hay países en Asia que están creciendo a la velocidad de la luz. Uno de ellos es China, eso está claro. El jamón ibérico ya está bastante normalizado allí. Pero es que hay otras naciones, como lo pueden ser Japón, Corea del Sur, Vietnam, Indonesia, Malasia o Filipinas, países que que o bien ya son muy potentes o bien están creciendo mucho en los últimos años, también están empezando a importar grandes cantidades de un producto como este. ¿El beneficio? Eso es para nosotros.

Sin duda, estamos haciendo grandes esfuerzos en lo que tiene que ver con la globalización del jamón ibérico. Sin duda, estamos hablando de un producto que va a seguir siendo uno de nuestros grandes estandartes a nivel global. Hay que hacer posible que esta situación siga siendo habitual durante muchos años más. Significará que estamos haciendo muy bien las cosas y que ganamos dinero e imagen. Ya sabéis que eso nunca sobra. Hay que seguir trabajando como hasta ahora.