Conoce la nueva tendencia en restaurantes de comida rápida, el “fast casual”

Conoce la nueva tendencia en restaurantes de comida rápida, el “fast casual”

En los últimos años las industrias de todo tipo se han visto influenciadas por la nueva tendencia en consumo que busca practicas más responsables con el medio ambiente y con los seres vivos que en el se desarrollan, lo que hace que los consumidores prefieran cada vez más los productos ecológicos y responsables con el planeta, además de aquellos elaborados con materia prima lo más natural posible que permita cuidar del cuerpo y la salud.

Así, esto se traslada principalmente a la industria alimenticia, en la que los productos bio, orgánicos y fitness están liderando cada vez más en los tablones de popularidad, dando pie a la aparición de nuevos menús adaptados a estas necesidades y preferencias. Entre ellos encontramos al “fast casual” lo nuevo de los restaurantes de comida rápida que está ganando cada vez más espacios.

¿Qué es el fast casual?

El fast casual se podría definir como un punto intermedio entre la comida rápida y el «casual dining» o comida informal.

Para que lo entiendas un poco mejor, Cool Bakery, cadena de restaurantes de casual food, nos explican que un restaurante en el que se ofrezca un menú fast casual no ofrecerá servicios de mesa y su menú se caracterizará por ofrecer ingredientes más sanos y menos procesados que los fast food tradicionales del tipo McDonald’s y Burger King.

No obstante, habrá que entender que esta mejora en la comida también se verá reflejada en el precio, ya que los costos serán asequibles pero si un poco más caros que los de las cadenas antes mencionadas.

Este nuevo concepto de comida rápida nació fue en la década de los 90 en los Estados Unidos, pero se comenzó a volver viral fue en el 2010, más que todo debido a una crisis económica que llevó a las familias a cambiar sus hábitos de comida y a invertir menos en las salidas a cenar, necesitando opciones un poco más económicas que los restaurantes familiares de siempre, pero más saludables que un Mc Donald’s.

Entonces, se entregaron con los brazos abiertos a este tipo de restaurantes urbanos, de diseño moderno, pero low cost, los cuales fueron creciendo cada vez más en este país. Hoy en día, también les podemos ver en Europa, pero tomando espacios con un paso más lento.

Las características del fast casual

Como dijimos, las principales características de este tipo de restaurantes es que son muy modernos, low cost y con un toque saludable. No obstante, tienen  mucho más que ofrecer.

Otro de sus grandes fuertes es la versatilidad en su menú. Se trata de platos fáciles y rápidos de elaborar, pero que son mejor cuidados y un poco más elaborados que los ofrecidos en los restaurantes de comida rápida a los que ya veníamos acostumbrados. Pero, sin duda, lo mejor es que te permiten personalizar ciertas partes del platillo, como por ejemplo sucede con los poke bowls en donde puedes elegir y cambiar ingredientes a tu gusto.

Además, hoy en día existen cientos de opciones diferentes para elegir, además de las cadenas de hamburguesa, y  los poke ya mencionados, podemos encontrar restaurantes fast casual de comida italiana, carnes, pollo, panadería artesanal y más, y que ofrecen una carta con todos los productos que estás buscando.

 

Incluso, los creadores del fast casual saben que hoy en día, los consumidores,  además de apreciar la variedad, tienen también necesidades muy variadas, ya que están los vegetarianos, veganos, celiacos, etc. Así, tienen menús pensados en todo tipo de preferencias, como en el caso de los llamados  alimentos plant based.

No obstante, esto no es de extrañar tomando en cuenta que  el “Balance de la Distribución y el Gran Consumo 2019” presentado por la consultora Kantar Worldpanel, arroja que la compra de productos ecológicos creció un 20% en el último año. Esto, además, se suma a que los adeptos del vegetarianismo y del flexitarianismo crecen año tras año en España y en todo el mundo, haciendo crecer de manera directamente exponencial la demanda de platos plant based, por ejemplo. Y es tanto así que ya los restaurantes no se conforman solo con tener algunas opciones del estilo en su carta, sino que muchos de ellos se han transformado en restaurantes con platos exclusivamente saludables.

Finalmente, una última característica que no puede quedar por fuera es el tipo de público que más se engancha a este tipo de cadenas de hoy en día, y es el púbico joven, siendo los más apasionados, los millennials. Quizá por su precio low cost, quizá por las alternativas en comida que se adaptan a todas sus necesidades, quizá por el diseño de los locales que les hace sentir identificados o quizá es por las campañas de marketing que lanzan en las redes sociales.

Sea por la razón que sea, en la actualidad, las fotos de pokes hawaianos, green bowls y otras recetas con productos orgánicos inundan los feeds de las redes sociales más utilizadas del momento.

¿Qué buscamos en un restaurante fast casual?

El público suele buscar las siguientes características en los restaurantes de fast casual:

  • Diferenciación

A los millennials lo que más le importa es la característica de diferenciación que puede ofrecer un establecimiento. Hoy en día hay cientos de restaurantes de sushi, hamburguesas o italiano, así que para escoger uno del montón se basan en eso que el negocio venda como lo que les hace únicos y diferentes al resto.

  • Menús especiales

Así, a los millennials les gusta sentirse únicos y especiales, por eso, además de buscar elementos de diferenciación en la personalidad, también les gusta encontrarlo en su menú, por ejemplo, a través de menús, combos, promociones y platillos especiales que les ofrezcan opciones novedosas y elaboradas pensando en ellos.

  • Pedidos a domicilio 

La industria alimenticia de hoy en día está cada vez más basada en el consumo a delivery, no solo por la proliferación de apps que te permiten elegir lo que quieres comer con un click y recibiéndolo en cuestión de minutos en la puerta de tu casa, sino que es un hábito que se hizo casi vital en la época de la pandemia por coronavirus. Tanto así que, hoy en día, un restaurante que no tenga la opción de delivery, es un restaurante que está destinado al fracaso.

  • Comunicación enfocada al público joven

Ya que el público joven es el principal consumidor de este tipo de restaurantes, la publicidad de los mismos debe ser fresca, divertida y con contenido de calidad que les atrae a través de las redes sociales.

  • Personalización de uno o más platos

Por supuesto que a un público que le encante la diferenciación va a buscar opciones personalizables en los menús, platos sencillos que ellos mismo puedan elaborar eligiendo y cambiando ingredientes a su gusto, como sucede con los pokes, las ensaladas, las pizzas y otros.

¿Por qué gusta tanto este tipo de comida?

Por último, hay que evaluar el comportamiento psicológico detrás de esta nueva tendencia para poder entender por qué está volviéndose tan popular, lo que nos lleva a responder a la cuestión ¿por qué a la gente le gusta tanto la casual food?.

El equipo de Cool Bakery, quienes tiene años de experiencia en la oferta de este tipo de menús, nos cuenta que el delirio por este tipo de alimentación se debe a tres razones básicas:

  • Una cuestión de tradición. El ser humano es un hombre de costumbre y tradiciones que siempre tenderá a inclinarse hacia lo inculcado. Así, estas cadenas de comida rápida, que desde siempre han repetido la alimentación a base de grasas azúcar y sal y las respuestas de subidón, energía y deguste que producen en el cuerpo de los consumidores, encontrarán un espacio en las preferencias del mercado. Es como una estrategia ancestral que hace que la sociedad relacione casi instintivamente lo que se considera delicioso con este tipo de menús.
  • La comida rápida tiene un efecto positivo en nuestro cerebro. No obstante, no todo es una estrategia de marketing, el éxito de la comida rápida también se debe al efecto positivo que esta crea en el cerebro. Una investigaciónllevada a cabo por un equipo de la Universidad de Yale sobre una muestra de 200 personas a las que les enseñaban fotografías de alimentos familiares, a la vez que les hacían una resonancia del cerebro para comprobar su respuesta, arrojó que los circuitos neuronales en el sistema de recompensa del cerebro se activaron más cuando los participantes vieron imágenes con comidas dotadas de alto contenido en grasas y carbohidratos
  • La comida rápida usa potenciadores químicos muy poderosos. Claro está, este deguste que la comida rápida nos provoca, se consigue gracias a la ayuda de ciertos ingredientes que los creadores de la misma sutilizan en su preparación para crear tal gusto y adicción, como potenciadores de sabor, que estimulan las glándulas gustativas y producen una mayor sensación de satisfacción. Por ejemplo, está el glutamato monosódico, que es un compuesto habitual en hamburguesas y pizzas, que inhibe nuestra sensación de saciedad, generando que tardemos más tiempo en llenarnos y continuemos comiendo, sin parar.