Llega el verano, llegan las plagas

Por todas partes, ahí es donde están los insectos que deciden colonizar nuestras viviendas y ciudades y que, por regla general, tienen como madre reina a la cucaracha. Con le llegada del verano nuestras cosas, y algunos pueblos turísticos del interior, se llenan de turistas, y al mismo tiempo ellas hacen su aparición estelar, copando cada rincón de la ciudad.

Ya el año pasado los medios de comunicación y la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA), alertaban del “muy alto” riesgo de plagas en prácticamente todo el país. Y este año parece que todo indica a que será exactamente igual.

Control Plag, expertos en plagas en Almería, asegura que cada año aumenta más su número de clientes regulares, y todo por culpa de la dominación de espacios de este pequeño y feo insecto.

El calor y la humedad son los factores que propician su aparición y por eso las áreas del sur y la costa son las más proclives a sufrir estas plagas. Invaden cloacas, tuberías, edificios y cualquier rincón que puedan encontrar. Además, al carecer de esqueleto, tal y como lo conocemos nosotros, pueden moldearse, aplastarse y pasar prácticamente por cualquier grieta, por minúscula que sea.

Este problema debe ser tomado enserio porque no hablamos solo del asco que puedan producirnos, sino que hablamos de que pueden contaminar alimentos, incrementar el riesgo de contraer enfermedades como la disentería, y generar alergias.

Medidas preventivas

  • Mantener cualquier fuente de agua completamente controlada y cerrada.
  • Mantener todos los alimentos cerrados y sellados.
  • Ventilar correctamente todas las estancias de la vivienda para evitar la humedad.
  • Limpiar posibles lugares de anidamiento como armarios de almacenaje
  • Tapar cualquier grieta que encontremos en casa

Insectos contra insectos

De un tiempo a esta parte, las plagas en los invernaderos y los campos de cultivo se han empezado a combatir soltando insectos, inocuos para lo que se cultiva y para las plantas, pero letales para las plagas comunes que infestan nuestros espacios agrícolas. La buena noticia, tanto para ecologistas como para amantes de los alimentos ecológicos, es que esta idea está resultando todo un éxito, y por eso se han planteado la posibilidad de usar otros insectos contra las temidas cucarachas. Pero ¿cómo?

Actualmente pensar en infestar una ciudad con un insecto para acabar con otro es toda una locura pues, de un modo u otro, acabaremos teniendo un problema, pero ¿y si usamos a la propia cucaracha contra ella misma?

Un grupo de científicos que lleva más de 35 años investigando a las cucarachas, el IBE, ha propuesto una nueva estrategia para acabar con sus plagas. Esta estrategia se basa en la esterilidad de las cucarachas pero ¿cómo conseguirlo? Pues a través de la genética.

Lo que pretenden es aislar los genes de la cucaracha para provocar su esterilidad y controlar su reproducción. Lo que no han explicado aún es cómo conseguirían esterilizar a una gran parte de la población cucarachil, pero eso supongo que será  un segundo problema al que se enfrentarán tras solventar el primero.

Cuidado con los insecticidas

El uso de insecticidas en casa puede ser muy peligroso e incluso contraproducente. Pensemos por ejemplo en un edificio infestado en el que las cucarachas campan a sus anchas entre las paredes. Un vecino, decide abrir un hueco en su doble techo para poner trampas para cucarachas. Estas trampas se componen de comida atrayente y un material pegajoso que hará que la cucaracha acabe atrapada en la trampa impidiéndole escapar pero, para que acabé ahí, antes esa comida y ese olor la han atraído. ¿Atraerán esas trampas a solo una cucaracha? Obviamente no. Lo que ocurrirá es que ese vecino atraerá a todas las cucarachas del edificio hacia su doble techo, pero solo un pequeño número de ellas acabará atrapado en la trampa, por lo que el resto acabará invadiendo y viviendo sobre su doble techo consiguiendo el efecto contrario al deseado: tener un ejército de cucarachas sobre su cabeza.

También podemos optar por los insecticidas químicos de alta toxicidad, pero su uso trae consigo muchos inconvenientes ya que se ha demostrado que el uso continuado de estos productos provoca la resistencia en los insectos al tiempo que se convierten en perjudiciales para nuestra salud. Lo mejor es contar con expertas empresas que puedan proceder a una fumigación adaptada a la necesidad de cada situación.  De este modo evitaremos muchos de los problemas que podemos provocar al intentar eliminar las plagas con “trucos” caseros inservibles.