Las 10 joyas imprescindibles en el joyero de toda mujer

Las 10 joyas imprescindibles en el joyero de toda mujer

Así como hay prendas de vestir que debemos tener en nuestro armario si queremos estar bien vestida para cualquier ocasión, también hay ciertas joyas que debemos tener en nuestro joyero para lucir bien en todo momento.

1.      Pendientes de aro

En oro, simple: los aros de aro se encuentran entre las joyas más antiguas, pero si todavía les gusta hoy en día, hay una razón. Los pendientes redondos, de hecho, son buenos para cualquier ocasión y prácticamente con toda la ropa.

Pero, ten cuidado: el tamaño y el grosor de los aretes deben estar bien proporcionados al tamaño y la forma de la visa. Un par de aretes grandes usados ​​por una mujer pequeña de estatura y con una cara redonda, parecerá irremediablemente desproporcionado. En contraste, los aros de aro muy pequeños, que solo rodean el lóbulo de la oreja, serán poco apreciados en una cara muy larga, tal vez en una mujer con una altura por encima de la media.

2.      Pendientes de brillantes

Toda mujer merece un poco de brillo en su vida, y unos pendientes de diamantes discretos son la manera perfecta para conseguirlo. Estos pequeños pendientes elevan al instante la mirada, son ideales para toda ocasión, y le darán a cualquier look un toque de glamour.

3. Collar de perlas

La elegancia por excelencia, este accesorio clásico te puede hacer sentir como una princesa. Es el tipo de joya que jamás pasará de moda. Ideal para llevarlo con un vestido negro y conseguir un estilo a la Audrey Hepburn en “Desayuno con diamantes”. Procura que no te quede ni demasiado corto, ni demasiado largo.

4. Anillo de cóctel

Grandes, vistosos, coloridos: estos anillos se llaman así porque se usaron en los años de la Prohibición, en Estados Unidos. Las mujeres también bebían cócteles en secreto (y no solo), y acentuaban la transgresión llevando anillos muy vistosos. Incluso hoy, con motivo de una fiesta, un momento de sociabilidad, las celebraciones (pero no en las ceremonias oficiales) son anillos de cóctel indicados, que se notan incluso cuando el ambiente es nítido y confuso.

5. Reloj clásico

La multifuncionalidad de una joya se materializa en un reloj clásico, oro amarillo, blanco o rosa, proyectarán ese toque distintivo. Enmarca estilo y presencia en cualquier ocasión, pues es una prenda que funciona igual en ambientes formales y casuales, sólo hay que cuidar que tenga líneas delicadas y discretas.

6.      Brazalete

Un brazalete que cubre la muñeca puede convertirse en la idea ganadora cuando se usa una camisa o una camisa sin mangas o con mangas cortas, ya que mejora los brazos y las manos. La pulsera es una pieza especial: si no es excelente, se corre el riesgo de convertirse en una joya que pesa, desordenada, fuera de lugar.

Aquí, los expertos en el área de Joyería Lorena te dan un consejo: incluso si el brazalete es una gema, no lo compre si tiene muñecas grandes. En ese caso es mejor quedarse con pulseras muy finas y ligeras.

7. Gargantilla

Y claro para un look más elegante o para una ocasión especial tener algo más cargado y vistoso que haga resaltar tu belleza. No puede faltarte una gargantilla que vaya acorde a tu personalidad, te muestro unas opciones para que compres la tuya.

8.      Collar con colgante

Tarde o temprano, un collar con colgante encuentra su ubicación ideal: el vestido con o sin escote, pero que se realza gracias a la joya. El colgante, sin embargo, debe ser apropiado: no demasiado grande, con el riesgo de convertirse en un péndulo al caminar. Pero no demasiado pequeño para ser casi invisible. Un colgante de collar debe tener una forma que permanezca grabada, se observa, sin ser extraño. Una idea es coleccionar colgantes con el mismo tema (una flor, un animal, un anillo).

9. Maxicollar

Elemento básico y superchic para subirle el volumen a tu look. No es necesario invertir el sueldo del mes en uno, pero cuida que el metal y acabados del collar se vean de buena calidad.

10.  El broche

Hasta hace poco, broche era sinónimo de abuela. Era una joya de moda pasada, que sabía a la antigüedad, pero ya no es así.

Desde hace algunos años el broche ha vuelto con razón a las joyas necesarias. Un vestido un poco anónimo puede renacer gracias a un divertido y precioso broche. Animales, flores, emoji: la elección es libre, siempre que la joya no sea de poco valor, sino que sea testigo de la capacidad de un buen orfebre de quienes la crearon.

Finalmente siempre es importante tener una cadena de plata de Ley en tu joyero, así será más sencillo porque solo comprarías los dijes que quieras y combinarlo con tu cadena.