Conoce la Sonrisa gingival

Conoce la Sonrisa gingival

Dicen que la sonrisa es el espejo del alma. Cuando una persona sonríe de corazón se ve perfectamente. Cuando alguien es feliz, su signo es el de sonreír. Son muchas las frases y citas que evocan a vivir con una sonrisa. Sin embargo, no siempre sonreír es plato de buen gusto para las personas. Y no me refiero a los problemas que pueda tener, sino por motivos estéticos. Hoy vamos a saber un poco más sobre la sonrisa gingival. Un problema que afecta a más españoles de lo que te puedes pensar.

Seguro que te has dado cuenta de que muchas personas al sonreír muestran gran parte de su encía. Pues bien, se trata de una patología que se conoce como sonrisa gingival. Se estima que al sonreír la encía no debería verse más de dos milímetros en los hombres, y a partir de 3 o cuatro milímetros en el caso de las mujeres. Está comprobado que mostrar una cantidad de encía mayor de lo habitual no conduce a un problema o patología por sí mismo, y para muchas personas que la sufren, esta característica se convierte es un rasgo más de su estética. Sin embargo, la sonrisa gingival puede convertirse en un complejo, provocando que se sientan cohibidas al sonreír y afectando a su autoestima. Seguro que te das cuenta de que muchas personas en las fotos no sonríen, seguro que este tipo de sonrisa pueda ser la causante.

Ahora bien, ojalá todas las patologías tuvieran solución como lo tiene esta. Nos ponemos en contacto con la Clínica Dental Collado Villalba para que nos informen sobre este tratamiento. “La solución varía en función del paciente y su caso personal. Por ello haremos una valoración exhaustiva previamente a cualquier tratamiento. Porque creemos que un diagnóstico correcto es la clave de cualquier tratamiento”, explican.

Según el tamaño de la encía que se muestra, existen diferentes niveles de severidad de la sonrisa gingival. Esta puede ser:

  •  Leve: Cuando se muestran de 2 a 4 milímetros de encía al sonreír.
  •     Moderada: Cuando se muestran de 4 a 6 milímetros de encía al sonreír.
  •     Severa: Cuando se muestran más de 6 milímetros de encía al sonreír.

No hace falta que cojas un metro y observes en qué situación estás. Para eso ya están los profesionales que se encargan de ello.

Causas

Ahora bien, si te preguntas cómo se produce esta sonrisa, aquí te traemos las causas.

    Tener una erupción de los dientes anormal: La causa más frecuente de sonrisa gingival es la exposición dental insuficiente. Puede ser consecuencia de un proceso de erupción dental que ha culminado su adaptación alrededor del diente y parte de la corona queda cubierta por la encía.

    La forma natural de la mandíbula superior largo: el maxilar largo se da cuando se produce un sobrecrecimiento en sentido vertical del maxilar superior.

    Labio superior corto o con mucha movilidad: el labio se desplaza excesivamente hacia arriba y provoca que se enseñe mucha encía.

    El tejido de las encías

Problemas

Afortunadamente, la sonrisa gengival no acarra problemas físico, pero sí pueden ser mentales. Ya que puede tener un impacto negativo en la confianza y el bienestar. En casos de exposición importante los pacientes suelen presentar problemas periodontales y de inflamación por falta de lubrificación por excesiva exposición. No es la primera vez que una persona no es aceptada en un puesto de trabajo por este problema. Te imaginas que esa persona tiene que estar de cara al público en una clínica de estética.

Tratamientos

Estos son los tratamientos que puedes recibir para solucionar la sonrisa gengival. Un método muy extendido es el de la cirugía ortognática. Se trata de la especialidad médica dedicada a colocar los huesos de la cara. Por lo general, la cirugía se realiza bajo anestesia general. La cirugía ortognática orientada a mejorar la sonrisa gingival consiste en realizar cortes en los huesos para poder mover el maxilar superior y llevarlo verticalmente hacia arriba.

Cuando la causa de la sonrisa gingival son dientes pequeños, una gingivoplastia o gingivectomía pueden ser la solución. Se trata también de un tratamiento quirúrgico, pero mucho más sencillo. Está enfocado a aumentar la superficie de los dientes mediante la corrección de las encías. Esta intervención consiste en eliminar el tejido sobrante de dichas encías. Este procedimiento consiste en contornear la forma de la encía para, de esta manera, descubrir la parte del diente que debería ser visible. Con esta cirugía, que en nuestra clínica realizamos con un bisturí eléctrico, no dejamos cicatriz y el paciente consigue tener un postoperatorio muy llevadero.

Ahora ya sabes un poco más sobre la sonrisa gingival. Como has podido comprobar, corregir tu sonrisa es mucho más sencillo de lo que imaginas.