Era Covid: ¿Es seguro ir al gimnasio?

Era Covid: ¿Es seguro ir al gimnasio?

En febrero de 2020 nadie podría pensar la que se nos venía encima. Nuestra vida era hasta normal. Y una de las cosas que más nos gustaba hacer era ir al gimnasio. Estábamos en plena operación de querer estar guapos por dentro como fuera. La cultura del gym se había metido de lleno en nuestras vidas. Las ciudades ya no se conforman como antes con los pequeños gimnasios y ahora se apuesta por los grandes centros.

En mi caso, soy el ejemplo. Después de muchos años sin estar en un gimnasio, comprobé que los michelines y el exceso de peso ya se adueñaban de mí, así que decidí apuntarme en 2019 al gimnasio. Y oye, me gustó mucho. Primero porque ir al gimnasio te sirve para estar bien físicamente, todo en tu vida mejora. Tienes mejor fondo físico para subir escaleras, para realizar tu trabajo e incluso para practicar sexo. Segundo porque ir al gimnasio sirve para socializar. En mi caso estaba recién separado y me sirvió para volver a salir con amigos. Y es que, en la separación, me quedé sin casa y sin amigos. La verdad es que fue un año muy bonito y me sentía mejor que nunca.

Pues bien, parece que soy gafe, porque en marzo de 2020 todo cambió en vida. Como bien sabrás apareció la pandemia de coronavirus en nuestras vidas y los gimnasios cerraron. No se consideró una profesión esencial, algo que me resultó muy raro y triste. Todavía no sabemos la importancia que tiene el hacer deporte en nuestras vidas. Es como lo de eliminar el deporte escolar. Más de un año y medio sin hacer ejercicio para los más pequeños van a provocar en un futuro problemas. Y mi gran pregunta, y la que pretendo contestar es la del titular: “¿es seguro ir al gimnasio en la era covid? Mi respuesta está clara: sí.

Control de aforo

Los gimnasios han sabido amoldarse a la nueva situación desde el primer día. Han hecho inversiones millonarios en sus instalaciones que luego no han servido para nada. Junto a la hostelería, han sido los grandes paganos de esta situación. Había algunas cosas que no se entendían muy bien. Abiertos bancos, abiertas peluquerías, pero…cerrados los gimnasios y centros deportivos. De locos. Y ahora mismo ir al gimnasio es seguro porque en la mayoría de estos lugares se han establecido sistemas de control de aforo. Por lo que ya no habrá esas masificaciones que había antes. Por ejemplo con la app, GestiGymCloud, una aplicación para que tus clientes puedan reservar cita desde cualquier sitio para tu sala de fitness, entrenamientos personales, clases, etc.. entre otras muchas características. Y así gracias a este sistema se evita que nos juntemos muchos en una clase de spinning.

Medidas higiene

En cuanto a las medidas de higiene, las instalaciones se deben mantener limpias, desinfectadas y bien ventiladas en todo momento, especialmente en lo que se refiere a aseos, vestuarios y zonas de actividad deportiva, estableciendo ciclos periódicos de limpieza, especialmente antes del inicio y al final de cada actividad. Es más, yo creo que antes ya se hacía, pero ahora con más motivo. Yo sigo confiando en los gimnasios. También, se debe hacer especial hincapié en la limpieza y desinfección de las zonas comunes de alto contacto como los mostradores, las máquinas, el material de entrenamiento o las barandillas. De esta manera, se deberá limpiar y desinfectar el material compartido después de cada uso.

Mascarilla

De momento, y hasta que esto pueda cambiar, será obligatorio el uso de la mascarilla en cualquier tipo de actividad física en interior salvo donde se realice la actividad limitada por mamparas individuales. ​

Agua y botellas

Se deberán inhabilitar las fuentes de agua y promover el uso de botellas individuales. Se deben mantener abiertas siempre que sea posible las puertas de acceso a los espacios deportivos.

Subgrupos

En el caso de la práctica deportiva en grupos, estos deberán distribuirse en subgrupos dentro del espacio en que dicha práctica se realice. Estos subgrupos contarán con un máximo de 10 personas, todos ellos sin contacto físico, debiendo garantizarse una distancia de, al menos, 3 metros lineales entre cada subgrupo. En el caso de que la actividad se realice al aire libre, los subgrupos no podrán superar las 20 personas.

Los vestuarios

En caso de uso de los vestuarios, el aforo máximo en cada uno de ellos será el que garantice la distancia de 1,5 metros entre los usuarios. Ocurrirá los mismo, cuando las instalaciones cuenten con un ascensor para el uso de los deportistas. Las duchas deberán ser individualizadas y con una mampara de separación o, en caso de no ser posible, se deberá limitar el uso únicamente a las cabinas de ducha individuales.

Estas son algunas de las medidas que se han tomado en el gimnasio al que yo iba. Por lo tanto, he vuelto sin problemas, con medidas, pero sabiendo que estamos en un sitio muy sano, en todos los aspectos.