Cachimbas o fumar sin ser repudiado

shutterstock_1427342855(FILEminimizer)

El arte de fumar en Shisha, cachimba, narguile o pipa de agua, como cada quien guste en llamar a este artilugio, esta cada vez más de moda. La tendencia emergente que vivió unos años atrás, ha dejado de ser una excepción para los más curiosos para convertirse en todo un evento social. Como manda la tradición primigenia de reunirse en torno a la pipa, para relajarse en un ambiente distendido, compartiendo momentos, aventuras, desventuras y humo.

No son pocos los que se unen a esta moda que hace que fumar, resulte chic. Bloomshisha como expertos cachimberos, forman parte del cada vez más extenso negocio de la cachimba y todos sus complementos. Fumar en una pipa de agua, aun rozando la ilegalidad, esta permitido en locales de ocio como teterías, bares o discotecas. Lo más interesante de este asunto es como se hace distinción entre un fumador de tabaco al uso y un fumador de cachimba. Más allá de la tradición que, a decir verdad, no nos corresponde, esta moda parece haber llegado para quedarse.

En un momento en el que fumar tabaco esta muy pero que muy mal visto por la sociedad, hacerlo en una pipa de agua, produce el efecto contrario. Aunque existen detractores que, desinformadamente, asocian este arte con las sustancias toxicas y estupefacientes.

Fumar una Shisha, es sinónimo de colegueo, tardeo, reunión y por supuesto, fiesta. Tradicionalmente, este arte, pues así lo consideran los adeptos, supone reunión, compartir con los amigos esos momentos de relax y anécdotas sobre lo acontecido en el día. En España somos muy de acoger y adoptar tradiciones para luego aportarles nuestro sello distintivo: la fiesta.

Con independencia de estas cuestiones ampliamente personales, pues cada persona es un mundo y decide si fuma en pipa por gusto, tradición o festejo extremo, existen algunas creencias equivocas en torno a este método para fumar. De estos aspectos vamos a hablar en este post.

¿Legalidad o clara vulneración de la ley?

He aquí la duda insistencial. Si insistencial por que persevera en nuestras mentes de manera insistente: ¿es legal fumar cachimbas en el interior de locales? Es inevitable hacerse esta pregunta cuando los fumadores son asediados, perseguidos y alejados de ciertos lugares. Soportando las malas miradas de los transeúntes cuando encienden un cigarro. Sin embargo, no resulta raro ni difícil entrar en algunos locales, en los que el humo, impide ver a la gente. Muchas de esas personas, menores de edad, haciendo gala de capacidad pulmonar, en torno a las cachimbas.

Después de casi dos décadas desde que nació la ley antitabaco, los fumadores en general y todo lo que rodea al mundo tabaquil, han encontrado diversas formas para eludir esa opresiva normativa en según que aspectos. Aun así, los fumadores al uso, cada vez están peor vistos y van asumiendo su rol de persona non grata en ciertos espacios.

No pasa lo mismo con las cachimbas. Sus infinitos sabores a fruta, se han convertido en toda una opción de ocio sin más merito que el de fumar. La proliferación de las teterías que ofrecen este servicio, han hecho que otros negocios más de la tierra, se sumen al negocio y ofrezcan, en sus cafeterías o bares de copas, el consumo de shishas. Bajo un marco y un contexto que hace pensar que la actividad es lícita y está permitida. Sin embargo, esta exótica forma de fumar, esta allanando el terreno que propicia el incumplimiento de una normativa con demasiadas lagunas como para cumplirse a rajatabla.

El uso de productos que como parte de su composición contiene tabaco, e incluso, aquellos que no lo incluyen pero infringen la ley al ser ofrecido a menores de edad, promoviendo con ello su consumo imitando o induciendo a fumar. Los encargados de hacer cumplir la ley, aseguran que los clientes suelen ser los principales engañados en estos establecimientos, donde el consumo de estos productos no está permitido, aunque lo parezca. Al mismo tiempo que, desconociendo el verdadero contenido de la cachimba, pueden estar cometiendo un delito, en el caso de estar fumando tabaco en un lugar prohibido.

Así de enredado esta el asunto y así de controvertido resulta.

Es fácil caer en el error de considerar algo que vemos de forma habitual, como lícito. En muchas ocasiones, los propios ayuntamientos, desconocen la verdadera actividad que se lleva a cabo tras las puertas de un establecimiento. No es sencillo controlar si cada establecimiento, se dedica ciertamente a lo que se supone y, por ende, resulta fácil evadir esa prohibición alegando alguna normativa poco clara al respecto. En el caso de las cachimbas es fácil alegar que no es tabaco lo que se ofrece, solo la melaza sin mezclar.

Legal o no, la realidad es que las teterías, están ahí. Las shishas también. Cada vez más arraigadas en nuestra sociedad, más presentes y formando parte de un amplio negocio que favorece su cultura.

Más saludable que el cigarrillo

He aquí la segunda de las dudas insistenciales. Fumar en pipa de agua ¿es menos dañino que fumar un cigarrillo o tabaco en cualquiera de sus otras formas? He aquí la contundente respuesta de los expertos: no.

La cachimba esta de moda, repetimos. Las modas pasan, esto ya lo sabemos todos. Puede que la moda de fumar en pipa pase o permanezca. Mientras tanto, veamos que consecuencias puede acarrear este método de fumar, en apariencia inofensivo. Este es el punto relevante, su aspecto y apariencia inofensivo, tradicional y afrutado, que da que pensar que fumar de esta manera, es incluso saludable. No obstante, fumar cachimbas, esconde consecuencias serias y preocupantes a nivel salud.

A raíz de la pandemia, los profesionales de la medicina, han reparado en como se ha recuperado y superado, la costumbre de fumar cachimba en lugares de ocio y restauración. Por lo que creen conveniente lanzar una advertencia sobre la toxicidad que representa para el organismo.

La inhalación de humo que se produce con la cachimba, es mas profunda e irritante de lo que podamos pensar. No conviene dejarse engañar por sus sabores a coco, fresa, piña… detrás de sus exóticos sabores, se encuentra la nicotina y sus compañeras, las sustancias irritantes y nada saludables.

Esta forma de fumar arcaica que va mucho más allá de lo vintage, data de la Edad Media, cuando se los lugareños mezclaban hojas de tabaco con melaza y utilizaban carbón para calentar la cachimba y generar el humo que iban a aspirar. El mecanismo tiene su arte, más que el de encender un cigarrillo. Ahora bien, no se suele reparar en que fumar un cigarrillo tiene muy mala prensa, su mortalidad es sobradamente conocida y nunca se pone en entredicho. Y eso, con solo cinco minutos que es lo que dura la inhalación de nicotina y la exposición a sus sustancias toxicas. La cachimba ofrece una exposición mucho más prolongada y sus devotos fumadores no toman conciencia. Pueden estar una hora fumando alegremente, pero como sabe a fruta, se creen que es fruta.

Aparte el hecho de que la inhalación es mucho más profunda cuando se utiliza una pipa de agua, factor que conlleva un mayor elevado de irritación. Curiosamente, los alergólogos han detectado casos de asma en jóvenes que han empeorado y como no fuman cigarrillos, no reconocen ser fumadores… pero le dan a la cachimba que da gusto.

Alquitrán, nicotina, monóxido de carbono… la cachimba lo tiene todo, solo que aderezado con sabores que enmascaran lo que en realidad es. Fumar tabaco es fumar tabaco, en cualquiera de sus formas o con sus diferentes mecanismos, ataca por igual a los pulmones y al corazón, generando si se convierte en costumbre, un empeoramiento del asma, las EPOC o cualquiera de las muchas enfermedades que afectan al tracto respiratorio.

Sin obviar otro tipo de enfermedades a las que un fumador de cachimba queda expuesto por el mero hecho de inhalar de una boquilla compartida. Contagio de enfermedades como el COVID, la tuberculosis, hepatitis, herpes, hongos… cuanto menos, da que pensar.

Con todo esto no queremos posicionarnos a favor ni en contra de la pipa de agua. Tan solo, tratamos de despejar algunas dudas que suscita todo lo relacionado con este mundo que tanto atrae a la gente joven.

A nivel social, fumar cachimba es lo más in, en estos momentos. Mucho mejor visto que fumar tabaco al uso. El aspecto atractivo y llamativo de las pipas, son uno de los puntos fuertes con los que juega el sector para atraer clientes. Lo mejor de este artilugio es que puedes adquirirlo y utilizarlo como mero objeto decorativo, pues hay decir que algunas pipas son exquisitas obras de arte.

En resumen, el tabaco es malo para la salud en cualquiera de sus formas. Sin embargo, un aspecto más que favorable con el que cuentan las pipas de agua, es que puedes utilizarlas simplemente con la melaza. Son muchos los productos carentes de tabaco que se pueden utilizar para disfrutar de una experiencia cachimbera, sin tener que pensar en lo nocivo del hábito o sus posibles consecuencias. Si te gusta fumar en pipa, puedes hacerlo sin remordimientos, en cualquier lugar, sin infringir la ley y sin dañar tu cuerpo.

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Mas articulos

Las figuras de porcelana siempre gustan

¿Te consideras un coleccionista y te gusta adquirir figuras de porcelana porque te llaman la atención?, pues deja que te diga que puedes encontrar muchos modelos diferentes. Hay modelos que son pequeños, otros son algo

Código samurái

El código de los Samurái

Mucho se habla desde hace unos años del código de honor de los Samurái. Una filosofía moral y de comportamiento que admiran muchísimas personas en el mundo. En este artículo quiero hablaros de los Samurái