La fiebre medieval

Llevábamos ya varios años viendo cómo la temática medieval cobraba protagonismo en las ciudades del mundo occidentalizado. En España, los mercadillos medievales están a la orden del día en todas las provincias y eso tampoco es algo baladí. La realidad es que, por unos motivos u otros, todo lo concerniente a esa época histórica es tendencia hoy en día y en Channel Insider hemos querido analizar por qué.

Podríamos culpar a las series de televisión y oscarizadas películas, que es lo que más ha calado entre nuestra sociedad de la mano de “Juego de Tronos” o “El Señor de los Anillos”, pero la realidad es que el primer vistazo que debemos dar no es al séptimo arte, sino a la literatura. Recordemos que tanto la afamada serie de HBO como las películas ambientadas en el mundo fantástico en el que habitan orcos, hobbits y elfos están basadas en novelas literarias, algunas más modernas que otras.

Así, del mismo modo en el que se ha adaptado para televisión el fenómeno del trono de hierro de George RR Martin (y sus posibles secuelas), o del mismo modo en el que se adaptaron las novelas de Tolkien, hemos visto cómo otras historias fantásticas con ambientación medieval aparecían en nuestra pequeña pantalla, tales como “Las Crónicas de Shanara”, serie badasa en los libros “Shannara” de Terry Brroks o “La leyenda del buscador”, serie basada en la saga de libros “La Espada de la Verdad” de Terry Goodkind.

El medievo histórico también tiene cabida

Sin embargo, el género de la fantasía no es el único que ha puesto de moda la temática medieval, recordemos las novelas de Ken Follett “Los Pilares de la Tierra” o “Un Mundo sin Fin” que también dieron el salto a la pequeña pantalla no hace muchos años. Incluso aquí en España intentamos emular el éxito de algunas de esas series estadounidenses ambientadas en época medieval con “Águila Roja”, “Isabel” o “La Peste”.

Pero, ¿qué género nos estamos dejando sin nombrar que también ha hecho sus pinitos para empujar aún más el éxito de la temática medieval? Sin duda alguna, los videojuegos. “The Witcher” uno de los videojuegos ambientados en época medieval más demandados actualmente, está preparando ya su salto a Netflix, pero no es el único merecedor de ser nombrado, otros como “Dragon Age”, “For Honor” o “The Elder Scrolls” tienen una buena horda de seguidores.

Si a esto le sumamos todos los eventos medievales que se organizan al año podríamos decir que, hoy en día, los productos medievales, así como las películas, series, y casi cualquier cosa que tenga que ver con esta temática, es garantía de éxito. Bueno, tal vez no “garantía” pero sí un plus más que positivo para conseguirlo. De hecho, aparecen espectáculos para todos los gustos. En Alfaz del Pi, muy cerca de Benidorm, una empresa organiza cenas con torneos medievales para delicias de turistas y visitantes.

Pero si hay algo que actualmente se lleva la palma es, por supuesto, “Juego de Tronos”. Ya ha terminado la serie, el último capítulo dio todo lo que tenía que dar de sí el pasado 20 de mayo, dando por terminadas las ocho temporadas que han sido un ir y venir de personajes, historias y aventuras, y muchos de nosotros hemos visto avivar nuestra llama de amor por los juegos de rol en vivo y el cosplay, todo gracias a esta serie. En El Periódico hablan de vestirte como Jon Snow, un personaje protagonista de la serie, e incluso de casarte al estilo de Sansa Stark, otro de los personajes más queridos de “Juego de Tronos”, y hablan de todo esto porque, según el diario catalán, la fiebre por esta serie de televisión se ha colado en los armarios de todo el país dando como resultado que cientos de tiendas especializadas en moda medieval están haciendo su agosto al vender sus productos a diestro y siniestro, tales como Eviltailors o El Costurero Real, dos de las más conocidas tiendas del sector que nombran en el artículo mencionado.

Ahora, y en medio de esta vorágine pasional que hay en torno a las historias de caballeros, damas y fantasía, se hace hueco el film sobre la vida de Tolkien, autor de “El señor de los anillos”, protagonizado por Nicholas Hoult. Esta película hablará sobre cómo empezó a escribir sus afamadas novelas, y por qué siguió con ellas hasta crear ese mundo tan maravilloso del que muchos somos ahora fans.

Gran oferta de oposiciones en 2019-2020

El año pasado no fueron pocas las oposiciones que se convocaron, tanto a nivel nacional como autonómico. Sanidad, administración y secundaria fueron, probablemente, los sectores que más plazas publicaron, pero no podemos olvidarnos de las oposiciones de justicia, unas de las pocas sin fase concurso, y las oposiciones a los cuerpos de seguridad del estado como policía, guardia civil o bomberos. Este año también se prevé un buen año para los opositores en general, y la cosa seguirá en esta vertiente al menos hasta 2021.

La oferta de empleo público para este 2019 cuenta con un total de 33.793 plazas según el BOE y las últimas oposiciones convocadas son las de correos, policía nacional guardia civil, educación y sanidad. De hecho, desde ayer mismo y hasta dentro de 15 días hábiles, los opositores a celador que aprobaron el último examen pueden llevar sus méritos para que se contabilicen y dentro de poco ocurrirá lo mismo con auxiliar de enfermería.

Esto es no parar, o al menos eso quiere la mayoría de la población porque hay quien dice que tras estas convocatorias es muy posible que todo se pare de golpe, justo tras las elecciones del próximo 28 de abril. Eso es lo que dicen las malas lenguas, y algunos sindicatos, aunque por ahora n hay nada oficial que indique esta vaya a ser la tónica de los futuros meses.

Educación y Correos, las próximas

En la academia Preparadores Valladolid aseguran tener la suficiente información por parte de sindicatos y Gobierno, como para poder afirmar casi al 100% que en los próximos tres años seguirán habiendo oposiciones a secundaria con un número de plazas bastante elevado de forma generalizada. El problema es, como siempre, el número de aspirantes.

En la Comunidad Valenciana, a pesar de que la prueba que tendrá lugar este próximo 26 de Junio tiene la menor ratio por puesto de la década, el 80% de las 4.300 plazas que se han convocado las ganarán interinos, lo que significa que la mayor parte de nuevos opositores tendrán que seguir intentándolo en futuras convocatorias. Esto no sería un problema si no fuera porque, en los últimos años y a raíz de la crisis, el número de aspirantes se ha multiplicado por cinco en todos los sectores. A más demandantes, aunque haya más plazas, más competencia y más difícil resulta todo. Lógico ¿verdad?

En lo que respecta a Correros, se han ofertado un total de 4.55 puestos de trabajo de personal fijo en la empresa pública. Una oferta que en realidad corresponde a 2017 y 2018 por lo que el número de plazas, si se suman las de este año 2019, será mayor en total.

  • 1.869 plazas de personal laboral fijo correspondiente a la tasa de reposición del año 2017
  • 1.612 plazas de personal laboral fijo correspondiente a la tasa de reposición del año 2018
  • 574 plazas del Plan de Estabilización que se ha recogido en el Acuerdo para los años 2018-2020.

Además, teniendo en cuenta que acaba de desembarcar en Portugal, esta empresa tiene grandes previsiones para los años venideros por lo que no es de locos pensar que seguirán convocando oposiciones, al menos, hasta 2021 también.

Las redes sociales como aliadas

Facebook es una de las redes sociales en las que más grupos de opositores podemos encontrar ya que permite el intercambio de archivos, el intercambio de comunicación e información y la publicación de textos de amplio tamaño. En este tipo de grupos, los aspirantes comparten de todo, pero hay que tener cuidado ya que también se comparten “fake news” e informaciones falsas y debemos ser muy avispados para filtrar lo que es válido de lo que no.

No obstante, las redes pueden ser grandes aliadas para usarlas como una fuente más de información pues los usuarios suelen compartir fechas de oposiciones, avisos del Estado e incluso noticias que los sindicatos comparten con sus socios. Ahora bien, es mucho mejor tener claro que de lo que se diga en esos grupos, a menos que reconozcas a quien habla o de dónde ha sacado la información, puede que no sea del todo cierto y por ello es mejor cogerlo todo con pinzas.