Donaciones de semen, algo cada vez más habitual en España

España es uno de los países del mundo en los que, de manera tradicional, se ha apostado en mayor medida por una cuestión como la de donar semen. Es algo que forma parte de nuestra cultura en los momentos en los que nos encontramos. Y no es para menos: somos uno de los países en los que la donación de este tipo de sustancia es mayor. Son muchas las clínicas que aquí operan y que ofrecen servicios relacionados con este asunto y con el cuidado de las personas que, de una manera o de otra, están dentro de este proceso.

Antes que nada, es conveniente recordar que este es un asunto que requiere de una gran sensibilidad por parte de la sociedad civil. Son muchas las personas que no tienen la posibilidad, al menos de manera natural, de concebir un hijo o hija y que por tanto necesitan de la donación de otras personas para conseguir ese objetivo, algo que por otra parte es importante para hacer de su vida algo mucho más feliz. Y es que lo cierto es que cuesta muy poco hacer felices a personas que quizá, a causa de un problema de salud, no han tenido la misma suerte que nosotros o nosotras.

En España, 4 son los requisitos indispensables para donar semen en función de la información a la que hemos tenido acceso gracias a los profesionales de Infosalus.

  • En primera instancia, y como es lógico y normal, el donante debe tener un semen que sea de una excelente calidad. No vale con estar en la media.
  • También es de enorme importancia no tener el riesgo de transmitir enfermedades infecciosas o hereditarias a terceras personas. De lo contrario, daríamos pie a algo parecido a una epidemia.
  • En tercera instancia, es básico disponer de un estado psíquico que sea también óptimo. De lo contrario, en ningún caso vamos a poder acceder a donar semen.
  • Finalmente, y también como es lógico, el donante tiene que ser mayor de edad.

¿Qué es lo que ocurre en España con las donaciones de semen? A diferencia de lo que pasa en otros países, en España se pone por delante de todo el anonimato del donante, según hemos podido saber gracias a una noticia que vio la luz en el diario El Mundo. Además, no hay un registro nacional como si lo hay en Gran Bretaña o en Alemania, así que se desconoce el número de donantes, tal y como apuntaba el artículo al que acabamos de hacer referencia.

La donación de semen es uno de los asuntos que más debate ha causado en los tiempos en los que nos encontramos. Hay quien dice que esta forma de tener hijos no debería estar permitida a causa de que no se trata de un método natural. Pero, ¿y qué pasa con todas esas personas que desean tener descendencia y no pueden? ¿Tienen que ver hechos añicos sus sueños? Este punto de vista está obsoleto. Hay que darle facilidad a las personas para que consigan ser felices. Y este es uno de los motivos por los que sigue creciendo el número de clínicas destinadas a la donación de semen en España. Y también de la cada vez más habitual presencia de clínicas. Es algo que nos han comentado los profesionales de una de ellas, llamada Ivi Dono.

La opinión de quienes están en contra no deben preocuparnos

Es verdad que existe bastante gente en España que, de manera continua, está clamando en contra de técnicas como de las que venimos hablando a lo largo de todo este artículo. Pero la verdad es que eso no debe preocuparnos. Lo que sí nos debe preocupar es, sin ninguna duda, la consecución de nuestra felicidad. Eso es lo que de verdad importa. Las opiniones de los demás no deben ser un muro para evitar alcanzar nuestra felicidad. A fin de cuentas, no estamos haciendo nada que sea ilegal ni mucho menos.

Son muchas personas a las que tener descendencia le ha cambiado la vida. Así que, ¿por qué no hacer posible que alguien tenga derecho a este tipo de servicios? A nadie le puede molestar que otra persona tenga descendencia por mucho que no cumpla con los requisitos estrictos de naturalidad que las personas más retrógradas suelen requerir para tener hijos e hijas. Y, si no es así, como ya os hemos comentado, no hay que hacer ni caso. Mejor seguir con nuestros proyectos.

Enemigos siempre habrá para cualquier clase de proyecto que tratemos de sacar adelante. Son muchas las personas que manifiestan haber acertado de pleno al haber elegido acudir a una clínica para ser inseminadas. Desde luego, y como ya hemos dicho, esto no es algo malo. No puede haber nada malo en querer dar amor y vida a otra persona. Aunque haya personas que insistan en ello y se escondan tras el nombre de alguna que otra institución de dudosa reputación.