¿Cuál es el equipamiento de un jugador de fútbol?

A la hora de jugar a un deporte que demanda tanto del que lo practica como el fútbol, es preciso tener unos accesorios buenos que colaboren a que mejores nuestras prestaciones futbolísticas. Marian´s Sport en su larga andadura de años dedicándose a equipar a multitud de equipos de todas las categorías y edades asegura que lo primero que hay que saber es qué es lo que es necesario comprar antes de montar un equipo de fútbol o querer ser jugador. Conozcamos todos estos aspectos:

La indumentaria de futbolistas

En el fútbol hay que tener claro el equipamiento que tiene que utilizar cada jugador en el interior del campo.

Jersey o Camisetas

Todo jugador que entra en el campo con una camiseta lo que hace es identificar al equipo para el que juega. Generalmente, se fabrican en poliéster y son utilizados para entrenar y para la competición. El diferente colorido se usa para oponerse al contrario. Esto se hace para evitar confusiones a la hora de jugar.

En el caso de que el jugador no tiene la camiseta que permiten los árbitros y no pueden entrar al campo de ninguna forma. Pero en el caso de que algún jugador, por el motivo que sea, se quite la camiseta en el transcurso de un partido, se le amonestará con la cartulina amarilla.

Igualmente corre una serie de riesgos que pueden incluso suspenderle por una serie de partidos. Todo va a depender del reglamento interior de cada una de las ligas profesionales.

Pantalones

La utilización de los pantalones es obligatoria en este deporte. Lo mismo que las camisetas, se fabrican en materiales de carácter sintético que se encargan de repeler el sudor. Los guardametas son los únicos que pueden usar pantalones largos, siempre con la previa autorización que le debe dar el árbitro y los delegados.

Actualmente los futbolistas utilizan accesorios para la mejora del confort a la hora de jugar. En este sentido podemos hablar de los pantalones térmicos o de las mallas. Se permiten siempre y cuando sean de idéntico color del pantalón o indumentaria principal. Se utilizan debajo de la misma. Recuerda que no pueden situarse más debajo de la rodilla, pues terminaría rompiendo con la uniformidad pretendida.

Calcetines

Si hablamos de los calcetines hay que tener en cuenta que no hay muchos factores. Todo esto debe hacer una cobertura de la zona donde están las espinilleras y las pantorrillas. Si vamos a la longitud, queda al libre albedrío, pero no debajo de donde se encentra la protección. Los colores tienen que ser los mismos.  La uniformidad deberá existir entre los jugadores de campo.

Toda esta tecnología para la práctica del fútbol, vienen fabricadas con la combinación de materiales, tanto naturales como sintéticos que evitan lesiones, rasguños en las acciones de juego o diversas ampollas.

Espinilleras

Se utilizan tanto a la hora de la práctica como para jugar. Son obligatorias y no puede entrar ningún jugador sin llevarlas. Igualmente, tienen recubiertas por los calcetines. Igualmente es fundamental tener en cuenta que este impedimento es la única protección que se permite en el equipamiento para jugar al fútbol.

La función básica que tiene es la protección de la parte más débil de la pierna, que son los típicos golpes o lances del fútbol. No utilizar de forma adecuada esta protección hace que corras el riesgo de contar con una de las lesiones que suelen ser más frecuentes en los jugadores de fútbol, como son las fracturas y los esguinces.

Zapatillas o botas

Fundamentales para los futbolistas. En este sentido hay diferentes clases de botas que están especializadas según el terreno donde se juegue. Existen muchos factores también en los que hay que pensar antes de acceder en el campo. Uno es la clase de césped y el otro la clase de terreno. Eso sí, no se especifica la clase de zapatos se permiten o los que están prohibidos. Por todo ello las casas más famosas pueden arriesgar bastante con diseños bastante atrevidos que colaboran a mejores prestaciones. Destacamos que la utilización de las zapatillas es obligatoria. Todo esto es por motivos de seguridad y a la hora de proteger al deportista en la realización de su actividad deportiva, algo que merece mucho la pena

Consejos para vestir a los niños en verano

Llega el verano y es el momento de hacer el cambio de ropa de armario. Adiós a los abrigos, a las camisas largas, a los vaqueros, a los zapatos y el uniforme del colegio. Y es que hay que dar la bienvenida a la ropa de verano. Hola camisas sin magas, pantalones cortos, camisetas y bikinis. Por eso hoy te queremos dar unos consejos para vestir a los niños y niñas en verano. Haz que tus más pequeños se sientan los reyes del verano.

Partimos de lo más básico: hay que ponerles ropa ligera y holgada cuando hace calor y tener disponible alguna chaquetilla por si refresca a las primeras o últimas horas del día.

Hay que evitar la ropa sintética ya que este tipo de tejidos no permite que transpire bien la piel del bebé. Cuando los niños son más mayores y empiecen a hacer más actividades, podemos seguir vistiéndolos con ropa de algodón, ya que están expuestos a temperaturas más altas sin tanto control como el que tenemos con los bebés.

Una gorra es básica

Es esencial evitar que el calor dé de lleno en la cabeza. Es fundamental proteger la cabeza del sol con una gorra con visera. Cuando los niños van creciendo esta recomendación hay que tenerla aún más en cuenta ya que los niños pequeños se pasan muchas horas bajo el sol jugando y más si estamos en la playa o en la piscina.

Existe una leyenda urbana que dice que los niños no pueden usar gafas de sol. Algo que es falso. Totalmente falso. Incluso los niños menores de 3 años necesitan gafas de protección solar cuando se está en un ambiente muy soleado. La razón es sencilla ya que sus ojos son más vulnerables a los efectos de los rayos ultravioletas.

Hay que apostar por los trajes de colores y frescos. Nuestros hijos saben perfectamente lo que más se lleva y hay que escucharles cada vez que quieran ir de compras. En mi caso las colecciones más completas y nuevas de la moda para los más pequeños las encuentro en Grupo Reprepol. En su catálogo puedes ver lo que más se va a llevar en verano. Destacando los estampados coloridos, las rayas, los colores llamativos y luminosos, como te decimos que es lo que más destaca. Los motivos de cuadros, así como la ropa “marinera”, han dominado los escaparates. Y ya que el verano se encuentra a la vuelta de la esquina, las prendas frescas como las bermudas, los pantalones cortos, camisetas y vestidos casuales, se perfilan como los favoritos entre los compradores jóvenes y sus cuidadores.

En verano no nos podemos olvidar de los pies. Son, sin duda, los que más sufren. Vamos a sudar y además vamos a andar mucho. Los niños ya no están sentados todo el día en las aulas, y se mueven. Además en verano es habitual que suden los pies. Si el niño va a llevar zapatos, se recomienda utilizar calcetines de algodón y calzado cómodo y suave. Para los niños más pequeños también.

En casa

No nos podemos olvidar de cómo actuar en casa. En el hogar debemos mantener una temperatura agradable, bajando persianas y cerrando ventanas de fachadas que den el sol y ventilando por la noche, y si decidimos dejar al niño o la niña con ropa interior, debemos cuidar de que no estén expuestos a corrientes de aire que puedan enfriarles. Con niños pequeños lo más aconsejable e permanecer a resguardo del calor y el sol, preferiblemente durante las horas centrales del día.

Ojo con los campamentos

En los últimos años se ha puesto muy de moda lo de llevar a nuestros hijos a los campamentos. Claro en estos lugares nuestros hijos no tienen la supervisión directa y el control de los padres, por eso hay que llevarles bien preparados. Además, los niños tampoco prestan tanta atención a lo que ponerse. Por ello nada mejor que dejarles bien planeada la maleta con la ropa y el calzado adecuado a las actividades que vayan a desarrollar en sus divertidas vacaciones. Esta será la mejor forma de evitar posibles lesiones en forma de ampollas o de mancaduras.

Así pues, ya tienes más datos para vestir a los niños y niñas en verano. Sobre todo hay que tener sentido común y comprobar cuál es lo que mejor viene a nuestros más pequeños.

El mundo es de la tercera edad

Siempre se suele decir que el mundo pertenece a los jóvenes. Las nuevas generaciones ocuparán los puestos importantes y de ellos dependerán las decisiones más trascendentales. Sin embargo, no es así. Si nos apoyamos en los datos económicos, la situación da la vuelta. El mundo es de la tercera edad. Está confirmado que los nacimientos se estancarán en las próximas década, mientras que la esperanza de vida se alargará.

Se espera que para 2066 España tenga 14,2 de los 41 millones de habitantes por encima de los 64 años, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que obligará a cambiar el modelo empresarial. Bien es cierto que esto provoca que el dilema de las pensiones esté siempre presente. Muchos dudan de que la hucha se mantenga. Ya que se paga mucho dinero a los jubilados y se ingresa poco ya que no hay trabajo.

‘Tractor de la economía’

Durante el período que comprende los años más duros de la crisis económica (2007-2014) el sector se convirtió en uno de los «tractores» de la economía española, según un informe publicado por Back To Basics Management, IESE e Informa D&B. Residencias, retiros en la playa, cuidados médicos, fisioterapia, ocio …han aparecido en este nuevo régimen económico. Si se combina el negocio del turismo asistencial con las perspectivas demográficas, el resultado de la ecuación es sencillo. Vivir más años en un país desarrollado supone tener más tiempo para disfrutar de años de descanso y de servicios sanitarios especializados.

El ocio y el turismo son otra de las grandes esperanzas para la economía española. Potenciar que los mayores vayan de vacaciones, teniendo en cuenta que a esa edad se deberían haber desprendido de obligaciones laborales y familiares, significa poder lanzar ofertas en cualquier parte del año, adaptándose a las necesidades y preferencias de los jubilados.

Algo así ha ocurrido con las residencias. Este tipo de empresas han cambiado totalmente su concepto de negocio. Las residencias de hoy en día ya nada tienen que ver con las de hace años cuando se pensaba que eran antros y sitios tristes donde  ‘se aparcaba’ a nuestros mayores. “Ahora estos lugares están totalmente adaptados para atender a personas con cualquier grado de dependencia, nuestra residencia de ancianos está pensada para el desarrollo de una vida tranquila”, aseguran desde Residencia San Vital.

Cambio de concepto

Un concepto que ha cambiado totalmente. Ahora mismo en una residencia puedes encontrar un montón de servicios para hacer la vida más cómoda a las personas de la tercera edad. Puedes elegir entre habitaciones dobles, individuales o suites con terraza, todas ellas dotadas de baño geriátrico, teléfono, toma de TV, sistema de tele-asistencia, aire acondicionado y camas articuladas.

Son muchas las discotecas con temática de tercera edad que se han creado en los últimos años. Y es que el tener 70 años no quiere decir que no quieras tomar algo, bailar  y relacionarse con la gente. Y hablando de relaciones, también han tenido su auge las empresas que se dedican a buscar el amor en la tercera edad. Y es que, lamentablemente, la soledad es la peor enfermedad que pueden sufrir estas personas. Por eso, quieren estar acompañados. Son muchas las noticias que nos dicen que han aparecido ancianos solos en su casa. Hay que luchar entre todos contra esto.

Algunas cadenas hoteleras tienen planes específicos para los mayores y sobre todo ofertas concretas, conscientes de que tienen unas preferencias distintas. Al igual que se hace con los hoteles que no aceptan niños. Pues en este caso enfocados a actividades para nuestros mayores.

La España solitaria

Como dato, actualmente hay 4.611.129 hogares en los que habita una sola persona, para 2031 se prevé que haya 5.522.762 (911.633), un 20% más. Estos dos factores llevan a crear empresas que se dedican a facilitar personal doméstico. Desde profesionales sanitarios hasta trabajadores domésticos. 

Como puedes ver el cambio en las tendencias de edad ha cambiado cualquier forma de negocio para este colectivo. Tenemos que pensar en ese sector de la población que está creciendo, pero también en esos otros que vienen y que necesitan ir previniendo la salud, necesitan disminuir la obesidad, disminuir el alcoholismo, necesitan tener empleo, seguir estudiando. Hay oportunidad de negocio. Ellos salen ganando y el resto también.  

La formación en Turismo, vital para construir la sociedad española del futuro

El turismo siempre ha sido uno de los baluartes de España en materia económica. No cabe la menor duda de que las características que presenta nuestro país son ideales para tratar de desarrollar cualquier modelo de turismo. Nuestro clima, acompañado de la calidad de nuestras playas, la variedad de ciudades históricas y culturales de la que disponemos, el turismo de invierno (tenemos varias de las mejores pistas de ski de Europa) y la hospitalidad de nuestra gente son los mejores argumentos que ponen a España en el punto álgido del turismo mundial actual.

Dentro de España, hay zonas cuya apuesta por el turismo ha sido clara. Una de ellas es Cataluña, uno de los lugares que recibe una mayor cantidad de turistas todos los años. Y es que todas esas características que hemos comentado que tiene España en lo que a turismo se refiere las tiene la comunidad autónoma catalana. Por eso es una de las que mejor funciona en lo relativo a este tipo de actividad y una de las que mayor futuro tiene puesto en lo que tiene que ver con un asunto como este.

Pero para que España y Cataluña sigan siendo, de la mano, potencias turísticas es imprescindible que se desarrolle un elemento como lo es la formación, que es de vital importancia a la hora de garantizar un futuro y de calidad en este campo. En este sentido, en ambos lugares se está realizando una gran labor y no cabe la menor duda de que eso va a dar frutos más pronto que tarde. Tiempo al tiempo. Podemos estar bastante seguros en lo que respecta a esta afirmación.

La formación en materia turística y de gestión hotelera es una necesidad en España y ya hay diferentes entidades que están apostando por ella. Esto es de vital importancia para la sociedad española y para su futuro, puesto que en este negocio es donde se encuentra la principal aportación al PIB de nuestro país. Los profesionales de Formatic Barcelona, una escuela universitaria en la que destacan grados como el de Gestión Hotelera o Turismo, nos han comentado que no ha habido una demanda de matrículas para este tipo de grados como la que hay ahora. Y es que los jóvenes se están dando cuenta de las posibilidades que se esconden tras este tipo de carreras.

Cataluña, el faro de España en lo que tiene que ver con turismo

Los datos que se están dando en el sector invitan, desde luego, al optimismo más absoluto. Y más en lo que respecta a una zona como lo es Cataluña. Los medios de comunicación se han dado cuenta de ello. Un artículo publicado en el diario El País informaba de que los hoteles de Barcelona habían abierto un total de 1815 camas en lo que respecta al año 2017, una buena prueba de que el sector turístico continúa desarrollándose en el interior de nuestras fronteras.

Y es que Cataluña es una verdadera potencia turística. Según una noticia publicada en el portal web Hosteltur, era la primera zona de España en lo que respecta a capacidad hotelera y la segunda de Europa en lo que tiene que ver con número de pernoctaciones. Los datos son los datos. Y, en este caso, no cabe duda de que la comunidad autónoma catalana juega un papel realmente importante que no debe ser dejado en un segundo plano y que explica muchas de las ventajas que tiene el turismo a nivel nacional.

Y es en Cataluña, precisamente, donde más se está desarrollando una actividad que debe ser inherente al turismo y de la que depende su futuro: la formación. Las universidades catalanas son las que presentan mayores oportunidades en este sentido para los jóvenes. Y la respuesta es tremenda, ya que son muchas las personas que viven en ese territorio que están interesadas en labrarse un futuro profesional dentro de ese campo.

Hay que seguir trabajando en pos de construir la sociedad del futuro. En el caso de España, apostar por el turismo es algo necesario y que nos va a reportar beneficios como sociedad, tanto para nuestras empresas como para nuestras familias. De este modo, estamos convencidos de que en este país hay futuro y de que una crisis económica no va a tener los efectos nocivos que ha tenido la última de ellas. Desde luego, esto es de vital necesidad para garantizar nuestra estabilidad.